Cuando los Night Stalkers ayudaron a robar un helicóptero de ataque del desierto africano

operation-mount-hope-iii-1

Traducción libre de un artículo de Ian D’Costa,  Air Tactical Network.

En la década de los ochenta, cuando aún existía la Unión Soviética, tuvo una serie de relaciones “amistosas” con una variedad de naciones africanas y asiáticas, con el propósito de venderles material militar para contrarrestar a Occidente, entre otras actividades. Una de esas naciones fue Libia, que optó por armar y equipar a sus militares con una variedad de productos soviéticos, incluidos cazas MiG y Sukhoi para su fuerza aérea. En ese momento, la URSS también estaba en el proceso de desarrollo y promoción alrededor de su Mil Mi-25 Hind-D, la variante de exportación del helicóptero Mi-24 Hind.

En ese momento el Hind era un vehículo único, ya que fue construido desde cero como un helicóptero de ataque fuertemente armado con la capacidad de acomodar un máximo de ocho soldados totalmente armados en una bahía de carga extremadamente estrecha, directamente detrás de la cabina. El Hind podría por lo tanto desplegar equipos de fuerzas especiales al campo de batalla y permanecer en el área de operaciones como apoyo aéreo, o funcionar únicamente como un cañonero muy bien armado, similar al papel que el Cobra de dos plazas jugó para las fuerzas terrestres estadounidenses durante el conflicto de Vietnam.

En contraste, los Estados Unidos utilizaron principalmente helicópteros como el Huey UH-1 para entregar (y extraer) las tropas del campo de batalla, y fueron moderadamente armados en el mejor de los casos (en comparación con el Hind) con ametralladoras montadas en la puerta que sirven como armamento defensivo más que en el papel ofensivo. Ahora, alrededor del tiempo de la introducción de Hind en servicio a finales de los años 70, la Agencia Central de Inteligencia, junto con el servicio de inteligencia británico MI-6, trató de aprender más sobre este gran helicóptero soviético. El interés aumentó cuando se corrió la voz de que Etiopía presionó a Rusia por una exportación de Hind. El helicóptero luego hizo una aparición en Afganistán durante la polémica participación de la Unión Soviética, operando con gran efectividad contra los combatientes muyahidines hacia el comienzo del conflicto.

La inteligencia occidental necesitaba tener una mejor visión del Hind y de su pesado blindaje, especialmente con el propósito de determinar si un equivalente estadounidense debía o no ser diseñado, construido y puesto en juego como un contrapeso a las capacidades del Hind. Una oportunidad se presentó finalmente en la forma del descubrimiento de un Mi-25 libio dejado en territorio chadiano en 1987.

chalk-2-takeoff

Históricamente, Libia y Chad no estaban exactamente en el mejor de los términos. Su tensa relación fue principalmente el resultado de los repetidos intentos de los grupos rebeldes respaldados por Libia para usurpar el gobierno de Chad. Los constantes intentos libios de ocupar un territorio soberano perteneciente a la República de Chad tampoco contribuyeron mucho a su situación. Cuando las tropas chadianas finalmente pudieron expulsar completamente a las fuerzas libias de sus fronteras en 1987, los libios en retirada abandonaron una cantidad considerable de equipo militares que de otro modo habrían obstaculizado su salida.

Entre el tesoro de vehículos blindados, cañones y artillería ligera varados en el desierto había un Hind-D en relativamente buenas condiciones, aparcado en una antigua rampa de aeródromo en Ouadi Doum. La CIA, después de confirmar que tal helicóptero realmente estaba en ese lugar en particular, rápidamente se fijó en recuperar el helicóptero, o al menos tanto como sea posible, antes de que los libios supieran que su cañonero había desaparecido.

Todo esto tendría que hacerse a través de una operación encubierta. Después de negociar con el gobierno chadiano a través de los canales diplomáticos, la CIA se alistó con la ayuda del Departamento de Defensa y ambos comenzaron a planificar la extracción del helicóptero abandonado hacía instalaciones controladas por Estados Unidos, donde se desmontaría y analizaría a detalle. Hay un dicho en el ámbito militar que va en la línea de: “Gear a drift is a gift” o un equipo a la deriva es un regalo. La Navidad estaba a punto de llegar para un grupo de analistas de la CIA y expertos técnicos militares.

lybian_mi-25_hind_captured_by_chadian_forces_at_wadi_dom_chad

Monte Hope III fue el nombre otorgado a la operación. El primer asunto a resolver  era seleccionar  un grupo de pilotos expertos lo suficientemente locos como para llevar a cabo la misión a la perfección. ¿Quién mejor que los aviadores del 160° Grupo de Aviación de Operaciones Especiales, los legendarios Night Stalkers. La fase de preparación, creativamente llamada Mount Hope II, comenzó en abril de 1987 en Nuevo México. El clima seco de las condiciones del desierto añadiría una capa de realismo al entrenamiento. Un grupo de helicópteros CH-47 Chinook del 160° fueron modificados para soportar el peso del Hind-D, que se juzgó estaría en el rango de las 17,000 a 18,000 libras.

El Chinook es perfectamente capaz de cargar diferentes piezas de equipo militar, incluyendo el vehículo utilitario Humvee. Pero hay una gran diferencia entre un Humvee de cuatro ruedas y un Mil-25 de gran tamaño. Había que reforzar los ganchos de carga y fue necesario modificar los motores y las transmisiones, y por supuesto era necesario determinar la colocación ideal de la carcasa del Hind por debajo del Chinook. La práctica comenzó en condiciones oscuras y de poca luz. Seis grandes vejigas de agua que pesaban aproximadamente lo que el Hind estaba atados a la parte inferior de un Chinook.

Los Night Stalkers volarían a una base de apoyo adelantada después de detenerse dos veces para reabastecerse. El primer recorrido en seco se llevó a cabo sin problemas, por lo que la siguiente prueba consistía en atar una estructura real similar a la del Hind en volumen y peso y realizar la prueba nuevamente bajo las mismas condiciones. Los Night Stalkers demostraron una vez más que ellos y sus aeronaves eran la mejor opción para la operación. Mount Hope II fue completado, cumpliendo o superando las expectativas de la CIA y el Departamento de Defensa, ahora estaban listos para lo real.

El 21 de mayo, la orden para ejecutar Mount Hope III fue transmitida desde la Oficina Oval, y los Night Stalkers inmediatamente se prepararon, cargando dos Chinooks a bordo de un avión de transporte C-5 Galaxy, partiendo primero para Alemania y luego a la Ndjamena en el sur de Chad. El Ejército debía desplegar temporalmente un equipo de exploración y reconocimiento avanzado ADVON en el lugar durante unas dos semanas, para mantener un ojo, atentos a las fuerzas enemigas, que no estaban tan lejos del aeródromo. El gobierno francés añadió su apoyo a la misión mediante el envío de un contingente de exploradores y un grupo de aviones de combate Mirage F-1 para proporcionar cobertura aérea a todos los aviones implicados. Un C-130 Hércules aterrizaría en uno de los Puntos de Armamento y Reabastecimiento Avanzados (FARP) para proporcionar combustible a los Chinooks en su camino de regreso al FSB durante la misión.

Después de llegar a Ndjamena el 10 de junio, los pilotos y su tripulación descargaron sus Chinook del gigantesco C-5 y el 11 de junio, procedieron con la misión como habían planeado previamente. La misión vería a los Night Stalkers volar más de 500 millas náuticas bajo la cubierta de la oscuridad, y luego recoger el Hind abandonado al amanecer. Un equipo de avanzada (Chalk 1) voló a Ouadi Doum para asegurarse de que el sitio estaba relativamente asegurado para el Chinook entrante Chalk 2 y para preparar el Hind para ser removido.

sandstorm-1

Como mencioné anteriormente, un gran elemento de las fuerzas militares libias seguía estando muy activo en la zona, incluso después de que la mayoría fuera expulsada de las fronteras de Chad durante el conflicto del año anterior. El menor indicio de acción militar cercana habría provocado un tiroteo y un incidente internacional posterior si se descubriera que Estados Unidos estaba tratando activamente de retirar el material militar libio del desierto, a pesar de que el Hind fue abandonado en territorio soberano chadiano. El equipo de ADVON había informado de nuevo con un análisis detallado de amenazas, destacando el hecho de que los libios estaban definitivamente todavía en la región. Chalk 1, después de haber sido insertado en Ouadi Doum, despejó la ubicación y rápidamente aparejó el Hind para la extracción, mientras que Chalk 2 en un Chinook rondaba cerca, lo que permitió al equipo de carga preparar los anclajes de la célula a la espera Chalk 2 quien por fin se posicionó y dejó el área con su preciada carga para regresar a Ndjamena. Después de cubrir la extracción de Chalk 2, Chalk 1 abandono la zona. Los libios estaban totalmente ausentes de lo que estaba sucediendo y eso que sólo estaban a unos kilómetros de distancia.

Chalk 2 se detuvo dos veces para abastecerse de combustible, en un punto en un aeródromo de la Legión Extranjera Francesa, apoyado por un C-130 en cada lugar. Sin embargo, poco después de detenerse en el segundo punto, la misión alcanzó un pequeño obstáculo en la forma de una inesperada tormenta de arena de 3,000 pies de altura. El Chinook que llevaba el peso del Hind estaba ahora a sólo 45 minutos de la base final. Con la tormenta pisándole los talones, Chalk 2 llegó a Ndjamena justo antes de la tormenta, volando con  visibilidad casi cero y con poco tiempo de combustible. Después de esperar poco más de 20 minutos en sus helicópteros para que la tormenta siguiera adelante, los Night Stalkers finalmente cargaron sus aviones y su recién adquirido premio en el C-5 en que llegaron, 36 horas después norteamericana. Después de 67 horas de operación en territorio ajeno, la misión fue completada como un éxito absoluto. Mount Hope III fue también la primera gran operación donde los Night Stalkers usaron a toda su capacidad sus CH-47.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTACTO

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Enviando

©mexicoaeroespacial by SYNAPSES

Ventas:  ventas@mexicoaeroespacial.com

México

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Abrir la barra de herramientas