Interjet reducirá su flota de aeronaves rusas Superjet 100

 

En el mes de septiembre de 2018, el Consejo Directivo de la aerolínea mexicana Interjet tomó la decisión de reducir gradualmente su flota de aeronaves Sukhoi Superjet 100 (SSJ 100) el primer avión de pasajeros importante de manufactura rusa desde el colapso de la Unión Soviética.  Actualmente, Interjet es el segundo cliente más grande de JSC Sukhoi, solo detrás de Russian Airlines, conocida como Aeroflot.

La aerolínea señala que la industria ha venido enfrentando un reto importante que ha modificado las condiciones estructurales del mercado y que tiene su principal origen en la restricción a la capacidad aeroportuaria de la Ciudad de México. Esta restricción afecta a todo el mercado, pues es en este aeropuerto donde se concentran las principales rutas consolidadas de aviación nacional e internacional.

Dado que Interjet es el segundo operador más importante en la Ciudad de México y no existiendo más slots para crecer en los horarios competitivos, resulta imperativo escalar la capacidad de los aviones para transportar más pasajeros por slot, así como maximizar su valor económico. Esto implica operar aviones de mayor capacidad y sustituir aviones en las rutas que lo permiten. Salvo excepciones puntuales, la flota SSJ100 ya no operara en el  Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, dejando su lugar a la flota Airbus, con la misión de desarrollar nuevos mercados sin pasar por la Ciudad de México.

También señala que se realizó un análisis técnico-económico del mercado nacional con el apoyo de consultores internacionales especializados para la conformación de un Plan Estratégico de Crecimiento para los próximos 5 años, poniendo énfasis en que la flota de SSJ100 deberá reducirse para continuar con los planes de expansión.  

La aerolínea realizó diversas negociaciones con el fabricante del SSJ100, logrando un acuerdo muy conveniente para reestructurar temporalmente la flota actual y eventualmente cambiarla por la versión más avanzada del SSJ100. Que incluye importantes mejoras técnicas que permitirán acceder de manera más eficiente a los mercados de más alto valor, así como optimizar los costos operativos. Con la flota reducida cubriremos las rutas que hoy servimos, sin afectar el servicio público.

Paralelamente, en los próximos 5 años la aerolínea planea aumentar la flota Airbus con la llegada de 20 aviones A320neo y A321neo en arrendamiento, por encima del pedido vigente de 35 aeronaves, con los que buscarán incrementar en más de 3.6 millones el número de asientos en los próximos 3 años; lo que contrasta con el reciente anuncio de recorte masivo de personal.

La aerolínea  inició un proceso de recorte de personal operativo conformado principalmente por pilotos del  SSJ100, sobrecargos, personal de tráfico, mantenimiento y de CCO. La empresa cuenta con una flota de 21 aviones SSJ100, descontando el que resulto pérdida total después de chocar contra un pasillo telescópico en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Lo anterior a pesar de las negociaciones con el fabricante del Superjet  que permitiría mejorar la operación del avión, como una reducción de los costos directos de mantenimiento, tener un inventario de refacciones “in situ” en México y la puesta en marcha de un simulador de vuelo de última generación en el Centro de Capacitación en Toluca, para reducir  los costos del programa de capacitación. Trascendió también que la aerolínea recibió 39 millones 600 mil dólares como compensación por los costos de mantenimiento en la flota de aviones Sukhoi Superjet 100, luego de que algunas aeronaves quedaron en tierra durante el último año,  el monto, registrado en los resultados financieros del segundo trimestre, es una estimación de la recuperación contractual de los costos relacionados con el mantenimiento de sus SSJ100.

La historia del avión se remonta hace media década cuando Interjet aceptó comprar los poco conocidos y probados aviones Sukhoi Superjets, desarrollados en conjunto por el grupo italiano Leonardo y el fabricante ruso Sukhoi. Los motores están fabricados por la francesa Safran y un socio ruso.

En diciembre de 2016, Interjet dejó a 11 de estos aviones en tierra luego de que se emitió una directiva de aeronavegabilidad que solicitaba la inspección del estabilizador vertical de estos aviones por el hallazgo de fisuras en los componentes del mismo modelo de aerolíneas en Rusia. Los aviones se fueron reincorporando gradualmente a la flota en servicio de la aerolínea tras concluir las revisiones requeridas.

Aunque los once aviones reanudaron operaciones al mes siguiente, el daño ya estaba hecho. Es probable es que se traspasen a Aeroflot parte o todos los SSJ mexicanos.  Esto es un duro revés para Sukhoi porque pierde un cliente que podría haber adquirido el MS-21 y haber prestado en América servicios de mantenimiento y repuestos.

 

 

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTACTO

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Enviando

©mexicoaeroespacial by SYNAPSES

Ventas:  ventas@mexicoaeroespacial.com

México

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Ir a la barra de herramientas