El gigante aeroespacial Boeing y su socio Saab, completaron este 20 de diciembre el primer vuelo de su nuevo avión T-X, diseñado específicamente para los requisitos de entrenamiento de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Llevando el registro civil N381TX, el avión salió al aire de las instalaciones de la compañía en St Louis, Missouri, con dos T-38 Talons de la compañía que viajaban como escolta. El vuelo inaugural ocurrió sólo 48 horas después de que Boeing lanzara imágenes de su avión T-X sometido a pruebas de taxeo.

El primer Boeing/Saab T-X, es llamado BTX-1 por los fabricantes y fue revelado a invitados y medios seleccionados en la planta de St Louis de Boeing el 13 de septiembre.  En el período previo al lanzamiento ceremonial, el avión fue trasladado de la planta de producción al taller de pintura bajo la cobertura de la oscuridad. El avión fue pintado a mano en un hangar, rodeado de andamios de madera, antes de ser trasladado (de nuevo por la noche) a otro edificio para la filmación previa al evento.

dibujo

Durante el vuelo de 55 minutos, el Piloto de Pruebas TX Steven Schmidt y el Jefe de Pilotos de los Programas de la Fuerza Aérea Dan Draeger, que estaba en el asiento detrás de Schmidt, validaron aspectos clave del jet monomotor y demostraron el desempeño del diseño de bajo riesgo .

“He sido parte de este equipo desde el principio, y fue muy emocionante ser el primero en entrenar y volar“, dijo Schmidt. “El avión cumplió con todas las expectativas. Está bien diseñado y ofrece características de manejo superiores. La carlinga es intuitiva, espaciosa y ajustable, así que todo está dentro de alcance fácil.

Fue un vuelo suave y una exitosa misión de prueba“, agregó Draeger. “Tuve una gran visión general durante todo el vuelo desde el asiento del instructor, que es fundamental durante el entrenamiento.”

Ambos pilotos entrenaron para el vuelo utilizando el completo sistema Boeing T-X, que incluye entrenamiento y simulación en tierra.

dibujo2

Con un motor, dos colas, asientos en tandem y una cabina avanzada con entrenamiento integrado, el Boeing T-X es más asequible y flexible que los aviones más antiguos y existentes.  Boeing y Saab revelaron sus dos primeros prototipos del avión T-X en septiembre. El segundo se encuentra actualmente en pruebas de tierra y se espera que vuelen a principios de 2017. El ganador del concurso T-X reemplazará a los aviones T-38 de la Fuerza Aérea norteamericana. La capacidad operativa inicial está prevista para 2024.