En este 2020, un helicóptero de fabricación rusa Ansat, realizo pruebas de vuelo y de demostración en México a instancias de la empresa Craft Avia Center con sede en Guadalajara. Las pruebas realizadas con el helicóptero Ansat en México demostraron que es competitivo en el mercado mexicano y cuenta con potencial para nuevos pedidos, dado que los operadores mexicanos apreciarán el costo favorable de operar esta aeronave por su versatilidad y confiabilidad.

Siendo así que a principios del 2021, nuevos Ansat llegaran a México, estos nuevos helicópteros podrán equiparse con reflectores, un sistema de despliegue de cuerda rápida, un cabrestante y una eslinga externa. Además los equipos nuevos tendrán en su cabina espacio suficiente para trasladar un paciente y dos asientos para los médicos. La configuración del equipo incluye un sistema de ventilación pulmonar artificial, tele-ECG que permite monitorear la actividad cardíaca en tiempo real y varios otros equipos para la evacuación de pacientes de diversa gravedad. El juego de entrega incluye cinco asientos, que se pueden instalar en lugar del módulo médico y llevar a 7 pasajeros en la cabina del helicóptero.

Pero lo más importante contaran con un sistema anti vibración de serie a través de un Sistema de control de vibraciones activo de LORD Para helicópteros (LORD Active Vibration Control Systems).

Los sistemas de control de vibraciones activos de LORD (AVCS) reducen vibración en el fuselaje del helicóptero generada por el rotor principal. A través de tecnología de punta patentada con algoritmos que controlan el estado estable y transitorio de la vibración, incluso durante el arranque.  Los acelerómetros miden los niveles de vibración de las aeronaves y las señales se envían a una computadora centralizada. El ordenador está ejecutando un algoritmo de software que interpreta las señales y envía comandos para forzar a los generadores ubicados en todo el avión. Estos generadores de fuerza crean “Antivibración” que detiene la progresión de la vibración debido al rotor principal.

El Ansat es un helicóptero ligero y versátil que puede ser operado como taxi aéreo, transporte ejecutivo y como ambulancia aérea con soporte de vida, entre otros usos.  Este helicóptero bimotor compacto, no requiere de un área grande para aterrizar gracias a su botalón de cola del tipo corto. Una de las ventajas más atractivas para futuros operadores occidentales son los motores Pratt & Whitney 207K. Su carga máxima interna es de 1,300 kg; tiene un rango de vuelo de 575 km y su velocidad promedio es de 250 km/h. Cabe mencionar que el total de sus pruebas de gran altura se han completado con éxito, lo que confirma la posibilidad de su trabajo en áreas montañosas en altitudes de hasta 5,500 metros. Tal y  como lo demostró en su visita al Aeropuerto de Toluca, que es un aeropuerto de gran altitud.

En noviembre del 2018, Russian Helicopters firmó contrato con la compañía Craft Avia Center para el suministro de helicópteros de pasajeros Ansat en una primera etapa de expansión de ambas compañías en el país. Craft Avia Center comenzó en 2018 el proceso de certificación así como la construcción de su centro de mantenimiento y operación para el Ansat y para otras aeronaves en el Centro Logístico Jalisco (CLJ). Posee 2 hectáreas de extensión, con un hangar de 1,000 m2 y se encuentra en proceso de construcción su segundo hangar de 2,000 m2. Dicha empresa se dedica a brindar servicios aéreos de excelencia y calidad. Sus capacidades van desde venta, administración y operación de helicópteros así como servicios de mantenimiento a aeronaves de ala rotativa pues cuentan con un MRO autorizado por la AFAC (Agencia Federal de Aviación Civil) con el permiso de taller No. 501.