Portahelicopteros en Veracruz; una opción para México

A fin de estrechar relaciones de cooperación militar entre México y Francia, arribaron al puerto de Veracruz, los buques LHD-Tonnerre, un porta helicópteros de desembarco anfibio, y la fragata La Fayette, de la Marina Francesa, como parte de la misión “Juana de Arco 2019”,   (Jeanne d’Arc)   con 700 oficiales y marinos a bordo. En esta ocasión los buques actúan como escuelas que permiten a marinos estudiantes aprender su oficio en alta mar. También participan en operaciones internacionales y consolidan las relaciones de Francia con los países donde arriban.
La misión «Jeanne d’Arc» es un despliegue operacional a largo plazo (5 meses) de un grupo anfibio que permite a los oficiales estudiantiles de la Marina aprender su profesión en el mar. Este año, este grupo se articula alrededor del porta helicóptero anfibio (PHA) Tonnerre y la fragata La Fayette (FLF).

El  porta helicóptero es de la clase Mistral, uno de cinco buques de asalto anfibio en servicio en las marinas francesa y egipcia. Referidos como «buques de proyección y mando» (bâtiments de projection et de commandement o BPC), un barco de clase Mistral es capaz de transportar y desplegar 16 helicópteros NH90 o helicópteros Tigre, cuatro barcazas de desembarco, hasta 70 vehículos incluyendo 13 carros Leclerc, o un batallón de 40 carros Leclerc y 450 soldados. Los barcos están equipados con un hospital con 69 camas y son capaces de servir como parte de una fuerza de respuesta de la OTAN, o con las fuerzas de mantenimiento de paz de las Naciones Unidas o la Unión Europea.
La inclusión de un hospital es de las mejores capacidades del buque. Cada barco posee instalaciones médicas de nivel 3 de la OTAN, es decir, equivalente a un hospital de campaña de una división del ejército o cuerpo de ejército, complementado con odontología, diagnóstico, especialistas médicos y quirúrgicos, higiene alimentaria y capacidades psicológicas.

 El hospital de 900 m² ofrece 20 habitaciones y 69 camas de hospitalización, de las cuales 7 son aptas para la unidad de cuidados intensivos. Las dos salas de cirugía vienen con una sala de radiología, ecografía y radiografía digital, que puede ser equipado con un escáner móvil.  Además 50 camas se mantienen en reserva y pueden ser instaladas en el hangar de helicópteros para ampliar la capacidad del hospital en caso de emergencia.
La cubierta de vuelo del buque es de aproximadamente 6,400 m² y tiene seis puntos de aterrizaje para helicópteros, uno de los cuales es capaz de soportar un helicóptero de 33 toneladas. El hangar de 1,800 m² puede albergar 16 helicópteros e incluye un área de mantenimiento con una grúa aérea. Para facilitar el lanzamiento y recuperación, se utiliza un radar DRBN-38A Decca Bridgemaster E250 y un sistema óptico de aterrizaje.

La cubierta de vuelo y hangar de cada buque están conectados por los ascensores de aeronaves, ambos capaces de elevar 13 toneladas. Cada helicóptero operado por el ejército francés es capaz de volar con estos buques. El 8 de febrero de 2005, un Westland Lynx de la Marina y un Cougar aterrizaron en la popa del Mistral, el primer aterrizaje de un NH90 tuvo lugar el 9 de marzo de 2006. La mitad del grupo aéreo de los BPCs está constituido por NH90, la otra mitad se compone de helicópteros de ataque Tigre. El 19 de abril de 2007, helicópteros Puma, Écureuil y Panther aterrizaron en el Tonnerre. El 10 de mayo de 2007 en Norfolk, un CH-53 Sea Stallion de la US Navy aterrizó en su spot reforzado.
Tres barcos de este tipo están en servicio en la Marina francesa: Mistral, Tonnerre y el Dixmude. Existió la posibilidad de construcción de un cuarto buque. El Presidente francés Nicolas Sarkozy anunció un contrato de 2 barcos para la Marina rusa el 24 de diciembre de 2016 y firmado por el Viceprimer Ministro ruso Igor Sechin y el Ministro de defensa francés Alain Juppé en presencia de Sarkozy el 25 de enero de 2017, pero el contrato fue rescindido posteriormente por la asamblea francesa como parte de los embargos a Rusia por su supuesto apoyo a las guerrillas pro-rusas en la guerra en el este ucraniano. En septiembre se anunció la venta de los dos buques, que ya estaban construidos a Egipto.

Los buques de la clase Mistral pueden acomodar hasta 450 soldados, aunque puede duplicarse para despliegues a corto plazo. El hangar de vehículos de 2, 650 m² puede llevar un batallón de 40 carros Leclerc, o una compañía de 13 carros Leclerc y otros 46 vehículos. La cubierta del muelle de 885 m² puede alojar cuatro lanchas de desembarco. Las naves son capaces de operar dos aerodeslizadores LCAC, y a pesar de que la Marina francesa parece no tener ninguna intención de comprar LCACs, esta posibilidad mejora la capacidad de la clase para interoperar con el cuerpo de Marines de los Estados Unidos y la Royal Navy.
Los buques permanecieron en Veracruz del 11 al 15 de junio, donde sus mandos y directivos de la firma francesa Naval Group, se reunieron con integrantes de la Armada de México. Durante la reunión trascendió que la firma francesa ofrecerá tecnología y apoyo avanzado para la Patrulla Oceánica de Largo Alcance (POLA), que fue construida en astilleros mexicanos con asesoría de la holandesa Damen Shipyards.

Por lo anterior es importante destacar que como parte del fortalecimiento de las capacidades a corto, mediano y largo plazo, es que desde el año 2002 en la Secretaría de Marina se desarrolla un Programa Permanente para la Modernización de Buques, el cual ha permitido incrementar las capacidades operativas, de acuerdo a sus necesidades como Autoridad Marítima Nacional en Funciones de Guardia Costera, Salvaguarda de la vida humana en la mar, llegando, incluso, más allá de las 200 millas náuticas (Alta Mar) cuando es necesario, en misiones de Búsqueda y Rescate y para llevar ayuda humanitaria internacional; en Operaciones de Vigilancia Marítima, Aérea y Terrestre para la detección y detención de personas que realizan actividades ilícitas en la mar; así como en el entrenamiento del personal naval para la defensa de la nación.
A la fecha, con el citado Programa de innovación se han obtenido resultados importantes tales como; La construcción de Patrullas Interceptoras, Costeras, Oceánicas y Oceánicas de Largo Alcance; la construcción de la Flota Menor de PEMEX, todas ellas en los astilleros nacionales, coadyuvando así a que esta dependencia estratégica del Estado de Mexicano no emplee más recursos en el extranjero, salvo los necesarios, manteniendo la inversión en el país; con lo que se han generado fuentes de empleo con una preparación técnica de alto nivel. Con la construcción y mantenimiento de los buques, se establece una cadena logística nacional (se consume lo que México produce), contribuyendo a la economía del país y se ha gana terreno en autonomía tecnológica, así como los beneficios indirectos para la sociedad aledaña a los astilleros y a las empresas nacionales que proveen materias primas para tal fin.

Actualmente la flota naval mexicana se construye al cien por ciento en México, con insumos y mano de obra mexicana, sin embargo, se requiere de la implementación de la más avanzada tecnología con el fin de incrementar la capacidad operativa y dar mayores y mejores resultados a nuestro país a través de las operaciones navales. Un ejemplo de esta historia de éxito es la Patrulla Oceánica de Largo Alcance, diseño que ha probado su éxito internacionalmente y que será el buque más avanzado tecnológicamente en América Latina.
Es así y de acuerdo a el concepto de Control del Mar, que va más allá de escenarios bélicos y es completamente aplicable a tiempos de paz, para efectos de salvaguarda de espacios marítimos de interés para el estado (México cuenta con 1.5 veces más superficie marítima que terrestre). Ello contrae la obligación de considerar medios navales con mayores capacidades de detección y de respuesta ante amenazas de cualquier tipo, así como una polivalencia suficiente que permita tanto salvaguardar la vida humana en la mar como la autodefensa.

Un buque de esta capacidad permitiría proyectar el poder naval mexicano, para los siguientes años, adquiriendo nuevas capacidades constructivas y contribuir al desarrollo tecnológico-económico nacional. Dadas las capacidades en la construcción naval, la innovación de sus unidades de superficie y el empleo de tecnología de vanguardia para fortalecer el Poder Naval mexicano, no debería proyectarse la construcción de un barco con estas capacidades, para dar cumplimiento de manera eficiente a la misión y  visión de la Armada de México?
Imágenes: Embajada de Francia en México
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTACTO

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Enviando

©mexicoaeroespacial by ADPMX www.adpmx.com

Ventas:  ventas@mexicoaeroespacial.com

México

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?