Dassault Aviation y Airbus preparan el programa del Futuro Sistema Aéreo de Combate

Dassault Aviation y Airbus SE han entregado una propuesta industrial conjunta a los gobiernos de Francia y Alemania relativa a la primera fase del demostrador del Futuro Sistema Aéreo de Combate (FCAS). Este nuevo hito del programa ha supuesto la presentación al público mundial de los modelos del avión de combate de nueva generación y de los transportadores por control remoto durante la jornada inaugural del Salón Aeronáutico de París 2019. La presentación de los modelos estuvo a cargo de Éric Trappier, Chairman y Chief Executive Officer (CEO) de Dassault Aviation, y de Dirk Hoke, CEO de Airbus Defence and Space, en presencia del anfitrión de la ceremonia de apertura celebrada en el aeropuerto de Le Bourget, el presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, así como de la ministra francesa de Defensa, Florence Parly, la ministra federal alemana de Defensa, Ursula von der Leyen y la ministra española de Defensa, Margarita Robles.
La fase de demostrador transcurrirá entre 2019 y mediados de 2021, y servirá como punto de inicio para el desarrollo de los demostradores y de la tecnología para un avión de combate de nueva generación (New Generation Fighter, NGF), transportadores por control remoto (Remote Carriers, RC) y una nube de combate aéreo (Air Combat Cloud, ACC) que estarán listos para volar en 2026. Los diversos acuerdos de colaboración, que cuentan también con las empresas MBDA Systems y Thales, incorporan una planificación claramente definida de la primera fase de demostrador, determinadas formas de trabajo y una serie de acuerdos comerciales. Además, se ha dispuesto una gestión transparente y justa de los derechos de la propiedad intelectual en los diferentes acuerdos de colaboración. Paralelamente, Safran y MTU se encargan de desarrollar un nuevo motor.

El estudio de concepto conjunto adjudicado a Dassault Aviation y a Airbus en enero de 2019 fue el primer paso de una fructífera cooperación entre ambas compañías. La primera fase de demostrador supone otro paso decisivo en la organización industrial del sistema de armas de nueva generación, en el que el nuevo avión de combate que construirán Dassault y Airbus –con Dassault Aviation como contratista principal –así como los transportadores por control remoto y la nube de combate aéreo –cuyo contratista principal será Airbus– serán los elementos centrales del Futuro Sistema Aéreo de Combate”, declaró Eric Trappier, Chairman y Chief Executive Officer de Dassault Aviation. “Los avances que hemos logrado en los últimos meses en torno al programa FCAS son notables. El FCAS constituirá el programa de combate aéreo militar más decisivo de Europa en las próximas décadas y supondrá un fuerte impulso a la construcción de la soberanía europea”, añadió.
Dirk Hoke, Chief Executive Officer de Airbus Defence and Space, afirmó: «Me siento muy satisfecho con el nivel de confianza y de colaboración que logramos crear con Dassault durante la ejecución del estudio conjunto de concepto y, ahora, a través de la propuesta industrial que hemos presentado a los dos gobiernos. Los principios de nuestra cooperación industrial incluyen una toma de decisiones conjunta, un modelo de gobernanza claro, fórmulas de trabajo transparentes y una preparación y negociación común de esta primera fase de las actividades relacionadas con el demostrador».
Una vez iniciada la fase de negociación de la propuesta presentada, Dassault Aviation y Airbus esperan que la adjudicación del contrato para la primera fase de demostrador se materialice en el cuarto trimestre de 2019.

España ya forma parte, junto Alemania y Francia, del grupo de países que promoverá el diseño y producción del nuevo avión de combate europeo, el FCAS (Futuro Sistema de Combate Europeo). Lo hará mediante su entrada en la parte del programa conocida como Sistema de Armas de Nueva Generación (NGWS), en la que contará con una participación del 33%.

 

La ministra de Defensa, Margarita Robles, firmó en París, durante la feria aeronáutica de Le Bourget, el acuerdo por el que España se suma al proyecto. Lo hizo en presencia de sus homólogas de Francia y Alemania, Florence Pary y Ursula von der Leyen.
El nuevo avión sustituirá a los Eurofighter y los Rafele. La idea es que empiecen a volar en 2040. Para ello, Airbus –su división de Military es especialmente potente en España– y Dassault han estado trabajando en los primeros estadios del proceso. El FCAS en su conjunto puede alcanzar un valor de 100.000 millones de euros y está llamado a convertirse en una fuente de oportunidades para la industria española y, especialmente, para empresas como Indra, ITP Aero y Airbus España.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTACTO

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Enviando

©mexicoaeroespacial by ADPMX www.adpmx.com

Ventas:  ventas@mexicoaeroespacial.com

México

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?