El año pasado se esperaba el lanzamiento del bombardero furtivo estratégico de próxima generación de China, pero la pandemia del coronavirus y las tensiones regionales han afectado los tiempos de desarrollo del proyecto.

Cuando se le preguntó cuándo se lanzará el tan esperado bombardero estratégico chino H-20, Yang Wei, diseñador jefe del caza furtivo J-20, dijo a los periodistas en el Zhuhai Airshow 2021 que “todo lo que los entusiastas militares quieren se hará realidad”.

La aparición del bombardero podría aumentar las tensiones, amenazando directamente a los países dentro de su alcance, especialmente Australia, Japón y la península de Corea.

El Departamento de Defensa de los Estados Unidos, ha estimado un alcance de más de 8,500 km (5.300 millas) para el H-20,  que es el último desarrollo de la serie 20 de nueva generación de China, que incluye el caza furtivo J-20, el gigante Y-20 y el helicóptero utilitario Z-20 de tamaño mediano.

El H-20 podría alterar el cálculo estratégico entre los Estados Unidos y China, duplicando el alcance del actual H-6K. El H-20 está diseñado para atacar objetivos más allá de la segunda cadena de islas, que incluye bases estadounidenses en Japón, Guam, Filipinas y otros países, desde bases en China continental. La tercera cadena de islas se extiende hasta Hawai y la costa de Australia.